Cómo crear tu propia empresa

A muchos se nos ha pasado por la cabeza, sobre todo después de una mala racha en la empresa para la que trabajamos, pero al final llega un día en el que nos decidimos, nos planteamos totalmente en serio el dar el paso y decidimos volar solos y crear nuestra propia empresa. Crear nuestro propio negocio es una aventura apasionante y puede ayudarnos a conseguir el resto de nuestros sueños, pero hay una serie de pasos iniciales que debemos dar para ir moviéndonos sobre terreno sólido. Este es un resumen de cómo crear una empresa.

1.- Crea un plan de empresa (Business plan) 

El plan de empresa es un documento que no debe ser complicado, pero sí muy claro, ya que va a ser la base de nuestra actividad, la guía a la que recurriremos cuando nos encontremos descolocados y la carta de presentación de nuestro negocio si necesitamos acudir a buscar financiación externa.

No es un plan estático; puede ir variando a lo largo del tiempo para adaptarse a la realidad de nuestro entorno. cómo crear una empresa

El plan de empresa debe describir clara y brevemente la estructura y localización de la compañía, el producto o servicio que vamos a poner en el mercado y la planificación de los aspectos comerciales (estudios de mercado, planes de marketing, objetivos macro, etc…)

2.- Definir la forma jurídica de nuestra empresa

Tenemos diferentes opciones: Individual, Sociedad Colectiva, Sociedad Limitada, Sociedad Anónima, Sociedad Cooperativa, Sociedad Comanditaria…

Dependiendo del tipo de forma jurídica que elijamos para nuestra empresa, está necesitará tener un número mínimo de socios, un capital social determinado (3.000 euros para las S.L. y 60.000 para las S.A.) y la responsabilidad de los socios variará.

3.- Constitución de la empresa

Antes de crear una empresa, debemos tener clara cuál es la forma jurídica que más nos interesa para nuestro negocio. Posteriormente llega el momento de darle identidad jurídica, es decir, inscribirla en los registros necesarios para que sea reconocida como una entidad jurídico. Dependiendo de la forma jurídica que hayamos decidido en el paso anterior los trámites varían, aunque hay una serie de requisitos indispensables que tenemos que cumplir en casi todos los casos:

  • Inscripción en el Registro Mercantil y certificación negativa del nombre.
  • Autorización Administrativo del Ministerio de Industria.
  • Número de identificación fiscal en la Agencia Tributaria.
  • Escritura Pública ante Notario.
  • Consejerías de Hacienda de las CC.AA: Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, obtenido en la Consejería de Hacienda de la Comunidad Autónoma correspondiente.

4.- Puesta en marcha

Existen trámites administrativos que van a ser necesarios para la puesta en marcha de la empresa, tales como:

  • Registro de ficheros de carácter personal en la Agencia Española de Protección de Datos.
  • Alta en el Censo de empresarios y en el Impuesto sobre Actividades Económicas (trámites fiscales a realizar en la AEAT).
  • Licencias municipales de Apertura y Licencias de Obras.
  • Adquisición del Libro de visitas.
  • Comunicación de la apertura del centro en la Consejería de la Comunidad Autónoma correspondiente.
  • Inscripción de la empresa en la Seguridad Social y afiliación y número de Seguridad Social.

 

Una vez cumplidos todos los trámites para crear una empresa, finalmente podremos comenzar con nuestra actividad empresarial y dedicar tiempo a labores que realmente harán crecer nuestro negocio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *